¿Qué es un catador de vinos?

Dentro del mundo del vino, existen 3 figuras que son reconocidas como expertos: el catador de vinos, el summiller y el enólogo. Para muchos hay ciertas confusiones sobre el papel que desempeña cada uno de ellos.

Todos ellos son capaces de reconocer un buen vino sin embargo existen diferencias entre el sumiller, el enólogo y el catador de vinos. Veamos cuál es la función de cada una de estas figuras.

Diferencia entre sumiller, enólogo y catador de vinos

Diferencia entre sumiller, enólogo y catador de vinosEs bueno no dejarse confundir. Cada uno de estos personajes cumple una función primordial para que el degustador pueda disfrutar de una buena copa de vino.

Desde el que conoce el nivel de maduración de la uva, el que es un experto en el sabor y el que descubre cuál es la mejor versión, cada uno de ellos son parte esencial para que tú puedas deleitar tu paladar.

Catador de vinos

Catador de vinosEsta persona es un profesional que se dedica exclusivamente a juzgar por diferentes características de los caldos a través de la cata de vinos. Este proceso lo realiza después de que el producto es embotellado y listo para el consumo.

Utilizando los sentidos del gusto, el olor y la vista, el catador de vino, realiza un análisis de acuerdo a su criterio personal. En una cata a ciegas, este experto sin conocer la procedencia, prueba el vino.

Un catador de vinos profesional tiene siempre conocimiento previo en enología o sumillería, aunque en algunos casos, se han visto que son autodidactas.

El propósito del catador de vinos es encontrar el matiz perfecto y las sensaciones que puede ofrecer al paladar un buen vino.

Se trata de una figura muy importante dentro del mundo del vino pues una buena o una mala critica pueden influir muchísimo sobre las ventas de un vino, pues a la hora de comprar vino siempre nos basamos, en mayor o menor medida, en las valoraciones. Y estas valoraciones las realiza un catador de vinos.

Summellier

Summellier

La figura del summellier es quizás, la que goza de más prestigio en el ideal colectivo puesto que esta es la figura que más se ha celebrado en películas: siempre reconocible gracias a la taza de plata pequeña que lleva en su cuello colgada es una figura casi romántica.

Lo podrás ver en los restaurantes, bodegas, hoteles o en las tiendas especializadas exclusivamente en venta de vinos.

Tiene la labor de mostrarles a los compradores cuál es el mejor de los vinos de acuerdo a sus exigencias: lo que se suele llamar el maridaje de vinos. De igual manera, es quien se encarga de administrar el abastecimiento, conservación y control de los inventarios en las bodegas de vino.

El secreto de un buen sumiller es su capacidad de analizar los vinos desde la perspectiva de los consumidores, pero desde una visión objetiva.  Justamente esta es la diferencia más importante entre el catador de vinos y el summellier: el primero juzga los vinos según su gusto, mientras el segundo lo hace según el gusto del consumidor que tiene enfrente.

Enólogo en bodegaEste profesional es una figura clave en cualquier bodega que se precie. Tiene la capacidad de supervisar las técnicas y los métodos que se utiliza en el cultivo de las uvas en los viñedos y en el proceso de elaboración de los vinos. Es una persona clave también en la elección de los tipos de uva para vino que se utilizar en su producción.

Pero eso no es todo, pues el enólogo, también es capaz de analizar todo lo relacionado con el almacenaje, la conservación y la gestión del proceso de vino. Toda la parte legal, la investigación de nuevas técnicas y la innovación en materia de viticultura y enología.

En definitiva se trata de un profesional muy necesario en el proceso de producción del vino. Clica en el enlace si quieres saber más sobre cómo se hace el vino.

En otras palabras, es el responsable técnico del proceso de elaboración de todos los tipos de vinos.

Deja un comentario